Focusing y un Estilo de Vida Saludable: El Camino hacia una Mente y Cuerpo en Armonía - Antonio Briones Psicólogo
Descubre cómo integrar el Focusing en tu rutina diaria para promover una salud mental y emocional óptima. Aprende estrategias simples para una vida en armonía mente y cuerpo.
Focusing y un Estilo de Vida Saludable, Focusing para construir salud mental, Focusing para relacionarnos con nuestra vida emocional, Focusing en el día a día, una vida en armonía mente cuerpo
1315
post-template-default,single,single-post,postid-1315,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Focusing y un Estilo de Vida Saludable: El Camino hacia una Mente y Cuerpo en Armonía

Psicología y Bienestar.

Por Ps. Antonio Briones

En la búsqueda constante por mejorar nuestra calidad de vida, no es raro encontrar diversas técnicas y prácticas que prometen el equilibrio mental y emocional. Una de estas técnicas, quizás menos conocida pero igualmente poderosa, es el Focusing. ¿Cómo puede incorporarse esta práctica en nuestra rutina diaria para promover la salud mental y emocional, así como mejorar la calidad de vida en general? Acompáñanos en este viaje de descubrimiento donde exploraremos los beneficios del Focusing y cómo integrarlo en nuestra vida cotidiana para alcanzar una armonía entre mente y cuerpo.

¿Qué es el Focusing y cómo puede contribuir a un estilo de vida saludable?

El Focusing es una técnica desarrollada por el psicoterapeuta Eugene Gendlin en la década de 1960, que se centra en la conexión entre el cuerpo y la mente para explorar y resolver problemas emocionales y psicológicos. A través de este proceso, uno aprende a sintonizarse con su experiencia interna y escuchar las señales que el cuerpo envía en respuesta a pensamientos, sentimientos y situaciones.

Focusing para construir salud mental

La salud mental es un componente fundamental de nuestro bienestar general. Incorporar el Focusing en nuestra rutina diaria puede ser una herramienta poderosa para fortalecerla. Al practicar el Focusing, aprendemos a reconocer y validar nuestras emociones, lo que nos permite procesarlas de manera más efectiva. En lugar de reprimir o ignorar nuestros sentimientos, aprendemos a aceptarlos y explorar su significado más profundo. Este proceso de autoexploración puede ayudar a reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, y promover un mayor autoconocimiento y autoaceptación.

Focusing para relacionarnos con nuestra vida emocional

Nuestras emociones juegan un papel crucial en nuestra vida diaria, influenciando nuestras acciones, decisiones y relaciones interpersonales. Sin embargo, a menudo tendemos a ignorar o suprimir nuestras emociones, lo que puede llevar a una desconexión con nosotros mismos y con los demás. El Focusing nos invita a cambiar esta dinámica al brindarnos un espacio seguro para explorar y procesar nuestras emociones de manera consciente y compasiva. Al aprender a relacionarnos de manera más saludable con nuestra vida emocional, podemos mejorar nuestras habilidades para comunicarnos, establecer límites y mantener relaciones satisfactorias.

Integrando el Focusing en el día a día: Una vida en armonía mente y cuerpo

Ahora que comprendemos los beneficios del Focusing, surge la pregunta: ¿cómo podemos incorporar esta práctica en nuestra rutina diaria para cultivar un estilo de vida saludable? A continuación, presentamos algunas estrategias simples para integrar el Focusing en nuestro día a día:

1. Práctica de la atención plena (mindfulness)

La atención plena, o mindfulness, es una forma de meditación que implica prestar atención plena al momento presente. Al combinar el Focusing con la atención plena, podemos desarrollar una mayor conciencia de nuestras experiencias internas y externas. Dedica unos minutos cada día a practicar la atención plena, enfocándote en tu respiración, sensaciones corporales y pensamientos. Esta práctica te ayudará a cultivar la capacidad de estar presente en el momento y a sintonizarte con tu experiencia interna.

Micro-curso gratis de Mindfulness

Micro-curso gratis de Mindfulness

2. Mantener un diario emocional

Llevar un diario emocional es una excelente manera de incorporar el Focusing en tu rutina diaria. Dedica unos minutos cada día a escribir sobre tus emociones, pensamientos y experiencias del día. Utiliza este tiempo para explorar cómo te sientes, preguntate ¿como se siente en tu cuerpo tal o cual experiencia que estes viviendo? y ¿qué está pasando en tu vida emocional?. Al escribir en un diario emocional de manera regular, desarrollarás una mayor conciencia de tus patrones emocionales y aprenderás a procesar tus sentimientos de manera más efectiva.

3. Practicar la escucha activa

La escucha activa es una habilidad importante en todas las áreas de la vida, desde las relaciones personales hasta el trabajo. Al practicar la escucha activa, nos comprometemos a prestar atención plena a lo que la otra persona está diciendo, sin juzgar ni interrumpir. Esta práctica nos permite conectar más profundamente con los demás y cultivar relaciones más significativas. Al incorporar el Focusing en la escucha activa, podemos sintonizarnos con nuestras propias reacciones emocionales mientras interactuamos con los demás, lo que nos permite responder de manera más consciente y compasiva.

4. Cultivar la autocompasión

La autocompasión es la capacidad de tratarnos a nosotros mismos con amabilidad, comprensión y aceptación, especialmente en momentos de dificultad o sufrimiento. Al practicar la autocompasión, desarrollamos una relación más saludable con nosotros mismos y con nuestras experiencias internas. El Focusing puede ser una herramienta poderosa para cultivar la autocompasión al permitirnos explorar nuestras emociones más profundas y validar nuestras experiencias. Tómate un tiempo cada día para practicar la autocompasión, ofreciéndote a ti mismo las mismas palabras de apoyo y aliento que le ofrecerías a un amigo querido.

5- Practica Focusing regularmente

Al practicar focusing regularmente con otras personas vas construyendo un habito de conexión con tu sentir experiencial que te ayuda a desarrollarte, reconociendo lo que te es importante a nivel muy profundo, alinieando tu vida a una forma mas autentica corporalmente sentida.

Para practicar focusing puedes asistir a grupos de focusing, formarte o asistir a sesiones. En lo personal yo trabajo con focusing integrandolo a la psicoterapia, pero tambiem atiendo a personas que solo van a que las acompañe en un proceso de focusing y tambien tengo un grupo regular de focusing en donde nos juntamos una vez a la semana con dos focusing trainers mas y una vez al mes con un grupo abierto. Esta practica me ha traido innumerables beneficios a mi vida. Y he conocido a personas extraordinarias, te sugiero esta practica encarecidamente.

Conclusión

En resumen, el Focusing es una técnica poderosa para promover la salud mental y emocional, así como mejorar la calidad de vida en general. Al aprender a sintonizarnos con nuestra experiencia interna y escuchar las señales que nuestro cuerpo nos envía, podemos desarrollar una mayor autoconciencia, autenticidad y conexión con nosotros mismos y con los demás. Al integrar el Focusing en nuestra rutina diaria a través de prácticas como la atención plena, el diario emocional, la escucha activa y la autocompasión, podemos cultivar un estilo de vida saludable que nos permita vivir en armonía mente y cuerpo.

No Comments

Post A Comment